Bienvenido


Bienvenido a "Descargas del Alma", espero que podamos compartir canalizaciones, poesía, pensamientos, meditaciones, cuentos, historias, visiones, misiones... en definitiva, todo contacto que hayamos tenido, tengamos o vayamos a tener con la "Memoria Universal"... Nos miramos, FE.

jueves, 3 de noviembre de 2022

Es sólo…

Es sólo el sonido del agua
el que se lleva las palabras
en los botes de las lágrimas
dejando atrás los suspiros
y las manos vacías al dolor
en el amanecer del tiempo.

Es sólo el sonido del viento
el que acompaña los pasos
en los caminos del silencio
más allá del más allá
donde el horizonte se disuelve
en el atardecer del tiempo.

Es sólo el sonido del agua
el que muestra todos los destinos
en los surcos de las estrellas
para abrir los océanos interiores
reflejos de los ojos del sol
en el anochecer del tiempo.

(FE-2022)

jueves, 27 de octubre de 2022

El que se cae pierde...

La tierra quiere voltearse entre febriles temblores. 

Los edificios bailan tratando de seguirle el ritmo. 

“El que se cae pierde”, se gritan entre ellos para darse ánimo y calmar el calambre de sus entrañas. 

A lo lejos un volcán se une a la fiesta lanzando fuegos de artificio, pintando de vivos colores el horizonte, llamando al mar para que también participe batiendo sus olas y así esparcir la invitación a otras tierras. 

La gente pisa fuerte entre gritos y golpes de cacerolas para distraer a las serpientes. 

El silencio retorna, el tiempo se reinicia, la vida y la muerte siguen.

(FE-2022)

La Bicicleta, la ida...

Suena la alarma, la noche muere, otro día nace.

El agua despeja malos sueños de una realidad dormida.

El frío penetra los pulmones, las ruedas comienzan a girar al compás de los latidos del sol que trepa por las montañas.

La ciudad avanza, la gente ahoga los miedos en sus casas, pero los cambios quedaron tatuados en las plazas.

El río pierde su destino, dándole el paso a vehículos solitarios, espejismos de verdades ocultas en la sequía de los pensamientos.

Enciendo el computador, números se descuelgan de la pantalla como una lluvia que las nubes olvidaron en alguna estación clausurada.

(FE-2022)

La Bicicleta, la vuelta...

Apago el computador, las miradas se pintan con los colores del horizonte.

El cansancio deja la mente en pausa, las ruedas son el dínamo que alimenta el alma.

Una suave brisa refresca el rostro, transformando los números en melodías vestidas de smog.

La ciudad retrocede, la gente ahoga los miedos en pantallas solitarias, las sombras del pasado ya no controlan los pasos.

La luna despide al sol y las luces iluminan la cuidad para ocultar las estrellas de las miradas embriagadas en bares a medios tonos.

Nala celebra mi llegada como si hubieran pasado años, mi barba así lo cree.

(FE-2022)