Bienvenido


Bienvenido a "Descargas del Alma", espero que podamos compartir canalizaciones, poesía, pensamientos, meditaciones, cuentos, historias, visiones, misiones... en definitiva, todo contacto que hayamos tenido, tengamos o vayamos a tener con la "Memoria Universal"... Nos miramos, FE.

martes, 26 de febrero de 2019

Se van flotando...



Las manos se van flotando
entre las voces oxidadas
de un desierto de viejas cuerdas
que cortan el tiempo
en coloridas geometrías
tras las lágrimas de mi guitarra.

Quién construye desde el vacío
donde las melodías florecen
en el descanso de los ecos
lanzados a la luna
como ofrendas espectrales
al recuerdo del diamante interior.

Un extraño cometa centelleante
desgarró los suspiros armónicos
de lejanos pensamientos
invitados a la danza de los sentidos
en el viaje por la escala menor
para expandir al alma mayor.

Los pies se van flotando
dejando huellas disonantes
en el pentagrama del éter
donde las sombras del dolor
van quedando en el olvido
con los sollozos de mi canto .

(FE-2019)

martes, 5 de febrero de 2019

Empresa...



Las generaciones han ido pasando de “vivo para trabajar” a “trabajo para vivir”, o de “vivo luego existo” a “existo luego trabajo”... y estamos yendo más allá aún, porque no encontramos la felicidad, esa que es totalmente libre de los recursos materiales que podamos acumular o incluso gastar... al no haber calma y tranquilidad en las miradas.

Por otra parte existen muchas frases resaltando casi a niveles divinos el trabajo, el esfuerzo, la responsabilidad, la disciplina, el orden, el conocimiento, la técnica... ninguno de dichos conceptos son malos en sí mismos, muy por el contrario, pero cuando a ellos les agregamos “lealtad a la empresa” se cae en vicios que destruyen toda la armonía de los grupos, mermando el rendimiento, motivación, colaboración, innovación... porque pintan todo de un color a competencia que lamentablemente saca, a menudo en el mundo laboral, lo peor del ser humano.

La empresa en la búsqueda de maximizar su beneficio económico se olvida de maximizar el beneficio espiritual de sus colaboradores directos e indirectos, o sea, su felicidad.

Si la empresa no es capaz de ser más que un ente productor de “bienes y servicios” para sus consumidores, sino también de felicidad para sus empleados... la segregación, las diferencias, las desigualdades, los abusos... jamás podrán ser resueltas en marcos de una justicia ética y moral, acorde con la sabiduría universal ancestral.

Entonces, el único modelo de negocio que prosperará, siendo sustentable y sostenible es la Felicidad, porque es un modelo amoroso y compasivo, en el cual el ser realmente se puede desarrollar y evolucionar, dado que realmente genera que la "lealtad a la empresa" no sea una cadena perpetua al yugo sordo y ciego de dueños o directores o gerentes, sino una invitación a ser felices... y quién no quiere ser feliz?

(FE-2019)

Fotos del Alma

Ver esta publicación en Instagram

Safety rules...

Una publicación compartida por Descargas del Alma (@descargasdlalma) el