Bienvenido


Bienvenido a "Descargas del Alma", espero que podamos compartir canalizaciones, poesía, pensamientos, meditaciones, cuentos, historias, visiones, misiones... en definitiva, todo contacto que hayamos tenido, tengamos o vayamos a tener con la "Memoria Universal"... Nos miramos, FE.

viernes, 27 de febrero de 2015

Mantra del Día: "Om Shanti Om"

¡Buen día!

Luego de una pequeña pausa, continúo con el envío de un mantra diario para que se den unos minutos, ojalá al comenzar el día, para entrar en contacto con Uds. mismos y así partir el día agradecidos por el sólo hecho de ser y estar, aquí y ahora, con todo y todos los que nos rodean.

Ad-portas del fin de semana, lo que puedes hacer es comenzar con una buena ducha temprano y dejar que tu cuerpo se limpie de una semana llena de altos y bajos, y mucho correr. Sé consciente de la forma en que el agua recorre tu cuerpo, como si fuera un baño de luz que viene del gran Sol central, abrigándote y purificándote, grabando en tu Ser todo lo aprendido y entregando al centro de la tierra, con una prolongación de ese tubo de luz, todo lo que no es tuyo, todo lo que ya no te genera ni aprendizajes ni buenas vibraciones o sentimientos.

El segundo mantra que les compartiré, es el mantra "OM SHANTI OM", un canto a la paz (Shanti), a esa calma que buscas en lo más profundo de tu Ser, en tu más anhelado silencio, y que te debe acompañar en todo momento, para que la verdad siempre esté en ti y, también, entre tú y todos los que te rodean.

Los mantras los puedes los puedes utilizar en cualquier momento que sientas que los necesitas (si eres Católico, como cuando sientes la necesidad urgente de rezar). Por ejemplo, hace unos días estaba en una reunión, que alcanzó colores muy oscuros y casi sin darme cuenta, tomé mi mala y empecé en mi mente a repetir "OM SHANTI OM", no recuerdo cuántas rondas hice, pero si logre mantenerme centrado, sin perder la atención y el control de lo que se estaba tratando. La diferencia con otras ocasiones, es que al salir de la reunión, ciertamente con un grado de malestar por lo ocurrido, pero el momento lo pude liberar rápidamente y continuar el día tranquilo.

Bueno, aunque lo anterior no es lo ideal para meditar, fue una gran ayuda en esa situación en la cual necesitaba mantener mi paz interior para el mayor beneficio mío y de todos los que participaban en la reunión.

Entonces, para un mejor provecho del ejercicio meditativo, busca un lugar tranquilo, donde te puedas sentar cómodamente, pero con la espalda bien erguida. Si quieres cierra los ojos o fija la mirada en un punto bajo, en la dirección de tu nariz (como mirándote la punta de la nariz para que no te distraigas). Haz tres respiraciones bien profundas, para luego comenzar con el canto del mantra (trabajarlo en rondas de 108 repeticiones). Una vez que lo termines da otras tres profundas respiraciones, para luego lentamente volver a tus actividades diarias.

Más información sobre los mantras en ¿Qué es un Mantra?

Ahora te dejo un vídeo para apoyar el canto, puedes comenzar sólo escuchándolo y recuerda hacerlo en rondas de 108 repeticiones.

Namaste _/\_


martes, 24 de febrero de 2015

Mágicos caminos...


En la gracia divina de la vida
florecen los mágicos caminos
hacia lejanas melodías
que inundan de paz los sentidos
para construir nuevos portales
a nubes nunca antes visitadas.

En el sagrado soplo del amanecer
los espíritus se van iluminando
con el alegre gozo
de encontrar el transparente vacío
oculto tras sueños ahogados
en las oscuras aguas de la duda.


En la eterna sonrisa del sol
nuestros rostros concentran
las nuevas esperanzas
de infinitas estrellas que nos miran
alimentadas por el reflejo
de ojos abiertos al silencio.

En el sutil abrigo de la luna
las manos dibujan caricias
para ir descubriendo 
las soledades de las sombras
transmutando mágicos arcoiris
en caminos libres del tiempo.

(FE-2014/15)

Mantra del Día: "Om"

¡Buen día!

Quería comenzar a compartir con Uds. un mantra diario para que se den unos 15 minutos, ojalá al comenzar el día, para entrar en contacto con Uds. mismos y así partir el día agradecidos por el sólo hecho de ser y estar, aquí y ahora, con todo y todos los que nos rodean.

Comenzaré con el mantra "OM", la vibración o sonido más ancestral, recordar que los mantras (por lo menos los que les presentaré de hoy en adelante) están escritos en Sánscrito, la madre de todas las lenguas. Este mantra les recomiendo que lo hagan tanto al partir como al finalizar el día.

No tiene una traducción literal, para algunos es el "sí cósmico" o el "silencioso sonido del universo". Podría semejarse al canto del "AMEN" ("así sea") para los Católicos. Ahora la potencia de la vibración y cómo ésta envuelve tu cuerpo tanto material como sutil, es una experiencia que tienes que vivir y sentir.

Entonces, busca un lugar tranquilo, donde te puedas sentar cómodamente, pero con la espalda bien erguida. Si quieres cierra los ojos o fija la mirada en un punto bajo, en la dirección de tu nariz (para que no te distraigas). Haz tres respiraciones bien profundas, para luego comenzar con el canto del mantra (trabájalo con rondas de 108 repeticiones). Una vez que lo termines da otras tres profundas respiraciones, para luego lentamente volver a tus actividades diarias.

Más información sobre los mantras en ¿Qué es un Mantra?

Ahora te dejo un vídeo para apoyar el canto, puedes comenzar sólo escuchándolo. Debes fijarte en la prolongación del sonido similar a una "N" al final (ommnnnnn).

Namaste _/\_








¿Por qué los mantras se recitan 108 veces? ¿Por qué los malas tiene 108cuentas?




Un mala es un tipo de rosario que normalmente se utiliza para recitar mantras, generalmente tienen 108 cuentas o una fracción de este número, pero ¿porqué tienen concretamente 108 cuentas?

El mala (término sánscrito que significa guirnalda o collar) en realidad representa la eclíptica, la trayectoria del sol y la luna en el cielo. Los yoguis dividen la eclíptica en 27 partes iguales llamadas Nakshatras, y cada uno de ellos en cuatro sectores iguales llamados Padas o “pasos”, que marcan los 108 pasos que el sol y la luna recorren a través del cielo. Cada uno de estos pasos está asociado con una fuerza, energía o bendición especial, con la que teóricamente el recitador de manteas se alinea al girar las cuentas del mala.

Usar una mala es una manera simbólica de conectarnos con los ciclos cósmicos que rigen el universo.

La cuenta 109ª se llama “La cuenta o la bola del Gurú o también del monte Meru”. Representa a los solsticios de verano e invierno, cuando el sol parece detenerse en su curso.

Además, la distancia entre la Tierra y el Sol es aproximadamente 108 veces el diámetro del sol. El diámetro del Sol es aproximadamente 108 veces el diámetro de la Tierra. Y la distancia entre la Tierra y la Luna es 108 veces el diámetro de la luna. Esta es una de las razones por la que los antiguos sabios consideran el número 108 como sagrado.

El microcosmos (nosotros mismos) se refleja el macrocosmos (el sistema solar). Podríamos decir que hay 108 pasos entre la conciencia humana ordinaria y la luz divina en el centro de nuestro ser. Cada vez que recitamos un mantra y las cuentas del mala se deslizan entre los dedos, estamos dando un paso más hacia nuestro propio sol interior.

Algunos significados de interés del número 108:

  • Chakra del Corazón: Los chakras son las intersecciones de las líneas de energía, y se dice que un total de 108 líneas de energía convergen para formar el chakra del corazón. la línea de energía central se llama sushumna y conduce al chakra de la corona, y se dice que es el camino hacia la auto-realización. 
  • Alfabeto sánscrito: Tiene 54 letras o sonidos. Cada uno contiene lo masculino y lo femenino, Shiva y Shakti. 54 veces, es decir, 108. 
  • Upanishads: Existe 108 Upanishads, los textos sagrados de la sabiduría hinduista. 
  • Sri Yantra: En el Sri Yantra hay 54 marmas (puntos de intersección energética, normalmente referidos al cuerpo humano) donde tres líneas se cruzan. Cada intersección contiene lo masculino y lo femenino, las cualidades de Shiva y Shakti. 2 veces 54 es igual a 108. Por lo tanto, hay 108 puntos que definen el Sri Yantra Sri como el cuerpo humano. 
  • Astrología: Hay 12 constelaciones y 9 segmentos o divisiones llamados namshas o chandrakalas. 9 veces 12 es igual a 108. Chandra es la luna, y Kalas son las divisiones en su conjunto. 
  • Planetas y Casas: En la astrología, hay 12 casas y 9 planetas. 12 veces 9 es igual a 108.
  • Gopis y Krishna: En la tradición hinduista, Krishna, poseia 108 gopis o amantes devocionales. 
  • Nombres de los dioses: Tradicionalmente en la mitología hindú cada dios o diosa importante posee 108 nombres.
  • Plata y de la Luna: En la astrología, se dice que el metal de plata representa la luna. El peso atómico de la plata es 108. 
  • Etapas del alma (atman): Los textos védicos dicen que el atman, el alma humana pasa a través de 108 etapas en su viaje vital.
  • Número Harshad: 108 es un número de Harshad, que es un número entero divisible por la suma de sus dígitos (Harshad es un término sánscrito que significa “gran alegría”).
  • 1, 0 y 8: Se dice que 1 significa Dios, la unicidad, el no-dualismo o la verdad más elevada, 0, significa el vacío o la exhaustividad en la práctica espiritual, y 8 representa el infinito y la eternidad.
  • Respiración: Tantra estima que el número promedio de respiraciones por día es de 21.600, de los cuales 10.800 pertenecen a la energía solar, y 10.800 a la energía lunar. Multiplicando 108 por 100 da 10.800. Multiplicando 2 x 10.800 es igual a 21.600.
  • Pentágono: El ángulo formado por dos líneas adyacentes de un pentágono es igual a 108 grados.
  • Potencias de 1, 2 y 3 en matemáticas: 1 a la potencia de 1 = 1, 2 a la segunda potencia = 4 (2x2), 3 a la tercera potencia = 27 (3x3x3). 1x4x27 = 108.

Fuente: a la sombra de la sofora

¿Qué es un Mantra?



Etimológicamente, la palabra mantra proviene de los vocablos sánscritos MAN: mente y TRA: liberar. En otras palabras, un mantra es una vibración sonora que ayuda a liberar nuestra mente de las influencias de la propaganda, pesadillas y ansiedades que se acumulan en ella.

Los mantras son recursos para proteger a nuestra mente contra los ciclos improductivos de pensamiento y acción. Aparte de sus aspectos vibracionales benéficos, los mantras sirven para enfocar y sosegar la mente. Al concentrarse en la repetición del sonido, todos los demás pensamientos se desvanecen poco a poco hasta que la mente queda clara y tranquila.

La palabra MANTRA, se utiliza ante todo para designar las formulas en verso y en prosa que se pronuncian durante las ceremonias litúrgicas, esto no debe sorprendernos, si consideramos que precisamente en los rituales es donde los gestos, palabras y pensamientos adquieren su máxima eficacia.

Los MANTRAS pertenecen pues al domino de los sagrado, constituyen el lenguaje divino, y su eficacia es perfecta, "siempre y cuando sean pronunciados correctamente".

Los MANTRAS están formados por largas frases con estrofas, mientras que dentro del hinduismo clásico los himnos a los dioses son concebidos como "Cadenas de MANTRAS", donde cada uno es una estrofa o un verso, este principio existe también en las letanías budistas.

Existen muchos mantras de los Vedas, como el siguiente:

OM NAMOH BHAGAVATE VASUDEVAYA KRISHNAS TU BHAGAVAN SVAYAM OM NAMOH NARAYANAH

El mantra más conocido y recomendado de todos, es el famoso:

HARE KRISNA HARE KRISNA KRISNA KRISNA HARE HARE HARE RAMA HARE RAMA RAMA RAMA HARE HARE

Para que un mantra surta efecto, no es necesario entender el idioma del mantra. El sólo sonido del mantra, trae el efecto deseado.

¿Cómo funcionan?

Los mantras emplean los mismos canales subliminales que la música y los anuncios publicitarios, aunque con intenciones mucho más benéficas.

No es necesario intelectualizar el "significado" o la simbología del mantra para que su sonido ejerza sus efectos sobre nosotros. El ritmo sonoro funcionará en el plano inconsciente y acabará por saturar los pensamientos conscientes, lo cual a su vez, afectará a los ritmos. De hecho, parte de la magia del mantra consiste en que no se debe reflexionar sobre su sentido, pues sólo así trascenderemos los aspectos fragmentarios de la mente consciente y percibiremos la unidad subyacente.

¿Cómo se utilizan?

Pronunciados en voz alta o interiormente de forma rítmica y repetitiva.

Algunas tradiciones hindúes utilizan un mapala, una especie de rosario con 108 cuentas para recitar cada mantra en ciclos exactos al alba y a la puesta del sol.

Amma y otros maestros espirituales nos aconsejan recitarlos también cada que nuestra mente no esté concentrada en un trabajo que requiera toda nuestra atención, para mantener nuestra mente limpia y purificar nuestro entorno evitando los pensamientos impuros, las divagaciones y la falta de concentración.

Anodea Judith dice que pronunciado en voz alta durante algunos minutos a primera hora de la mañana, "un mantra eficaz queda reverberando en silencio, mentalmente, durante toda la jornada, y deja en nosotros la impronta de la vibración, la imagen y el significado. Se cree que con cada eco, el mantra centúa la magia sobre la textura de lo corporal así como de lo mental, en el sentido de promover la armonía y el orden. La actividad adopta un nuevo ritmo; todo baila a la cadencia del mantra. Si lo elegimos rápido, nos servirá para generar energía y vencer la desidia. Si recurrimos a un mantra lento, nos ayudará a obtener durante todo el día un estado de relajación y de calma".

TÉCNICA:

El mantra debe ser pronunciado muy cuidadosamente y tal como se escribe (a excepción de la letra H, la cual se pronuncia como una J en Hare). Después de nuestros ejercicios, debemos sentarnos durante cinco minutos y repetir el mantra en voz suficientemente alta para que nosotros podamos escuchar. Debemos repetir el mismo mantra una y otra vez. Deje que su mente se bañe en la vibración purificadora que emana del mantra. Olvídese de todas las demás cosas. Relájese y respire la atmósfera milenaria de los yoguis autorrealizados.

La meditación tiene otra gran ventaja, pues usted puede practicarla en cualquier parte y a cualquier hora del día: viajando en el bus o dentro de un avión, cuando disponga sólo de cinco minutos, o cuando esté aburrido por algo o alguien.

Comience a repetir el mantra en voz alta o mentalmente si es necesario. Inmediatamente usted se alejará del mundanal ruido y sus pensamientos se harán más claros.

Fuente: Centro Ohani



viernes, 20 de febrero de 2015

Las metas...


En nuestro recorrido por la vida nos vamos fijando diferentes metas, que buscan ser una materialización de nuestros sueños.

Estas metas deben estar alineadas con una gran meta final, que nos permita avanzar hacia nuevos recorridos, para seguir buscado aprendizajes y conocimientos cada vez más puros.

Solemos ver a esa gran meta final como la muerte, lo cual, nos lleva a sentir la vida como una carrera donde la meta nos persigue, produciéndonos mucha angustia, dado el miedo que nos genera el mirarla, ya que nuestra cultura (occidental) se basa en evitarla, en vez de habitarla, de hacerla nuestra, para desde ahí poder reconocer a ese ser luminoso y libre que realmente somos.

La gran meta final debiéramos vestirla de nuestra máxima felicidad y para ello sólo el total desapego a la vida y a la muerte nos lo permitirá.

El desapego a la vida no significa descuidarla, sino otorgarle todo el respeto y protección que debe tener, debemos honrarla, pero no atarnos a ella, porque es en ella donde lograremos nuestro auto-conocimiento y evolución, construyendo nuestros caminos fundados en el amor y la compasión, desde la verdadera liviandad de nuestra sutil energía.

El desapego a la muerte no es otra forma de evadirla, sino que simplemente de colocarla en su justo lugar, como un momento de descanso, reparación y reconexión con el silencio, para continuar con la vida, como el ciclo del día y la noche.

Dos puntos mirados desde lejos se ven como uno solo, así el desapego nos mostrará que tanto la vida como la muerte son lo mismo... nosotros mismos...

(FE-2015)